¿Qué provoca nuestro crecimiento espiritual?

En la iglesia hablamos de crecimiento. Específicamente hablamos de una relación en constante crecimiento con Jesucristo. ¿Pero eso qué quiere decir? ¿A qué nos referimos?

Nosotros creemos que existen cinco formas en que Dios hace crecer nuestra fe. Estos cinco elementos no están enumerados en ninguna parte de la Biblia. Los hemos descubierto a través de la observación de cómo Dios trabaja en la vida de los creyentes; e incluso de los no creyentes. No estamos diciendo que estas son los únicas cinco maneras por medio de las cuales Dios obra en la vida de alguien. No es así. Pero algo sí es seguro, cada vez que escuchamos la historia del crecimiento espiritual de cualquier creyente, al menos encontramos presente uno de estos cinco catalizadores.

Este sitio se divide en seis secciones. Cada sección corresponde a uno de los mensajes de esta serie. Te invitamos a que explores cada sección de este sitio, de forma tal que puedas aprender más acerca de estos cinco catalizadores.

A nosotros nos interesa que puedas desarrollar una profunda fe en Dios pero ¿sabes qué? a Dios le interesa mucho más. Muchas personas quieren honrar a Dios y piensan que la forma de hacerlo es aprenderse unas cuantas reglas y cumplir con ciertos rituales y obligaciones para estar en paz con Él. Pero no es así. Lo que más honra a Dios es tu fe, tu fe viva, activa, que desafía a la adversidad, que produce obras. ¿Y sabe qué es lo más maravilloso? Que si decides honrar a Dios mediante esa clase de fe, ya sea que ya la poseas o desees poseerla, si tú te comprometes a al menos intentar vivir tu vida con esa clase de fe, Dios hará contigo también un compromiso, algo maravilloso: Él AUMENTARÁ tu fe.